Los médicos militares aseguran que no están preparados para afrontar un ataque nuclear o químico

El Parlamento Europeo, el ministro británico de Seguridad, la ministra de Exteriores de Australia, entre otros, han alertado públicamente en los últimos años de la posibilidad de que los terroristas del Estado Islámico, en su intento por aumentar el daño que inflingen en sus atentados en Europa, recurran no a explosivos convencionales, sino a materiales más peligrosos: concretamente, que elaboraran artefactos rudimentarios (“bombas sucias”) con material nuclear, con elementos químicos (cloro, gas mostaza…) o con patógenos que causen enfermedades.

Frente a la amenaza NBQ, es decir, nuclear, biológica y química se preparan los militares españoles, con especial intensidad en los últimos años. Pese a ello, los sanitarios de las Fuerzas Armadas ven carencias en su formación para hacer frente a esta amenaza.

Esa es la principal conclusión de un “Estudio exploratorio sobre nivel de preparación del personal sanitaria en Defensa NBQ” que aparece en el último número de la Revista de Sanidad de las Fuerzas Armadas, consultada por El Confidencial Digital.

Ocho de cada diez no se ven preparados

Cuatro militares, pertenecientes a la Dirección de Sanidad del Ejército de Tierra, a la Jefatura de Adiestramiento y Doctrina NBQ del Ejército, y al Servicio de Medicina Preventiva del Hospital Central de la Defensa Gómez Ulla describen los resultados de una encuesta realizada mediante cuestionario a 348 oficiales del Cuerpo Militar de la Sanidad: la mitad aproximada médicos, y la otra mitad enfermeros, destinados en el Órgano Central de las Fuerzas Armadas, en el Ejército de Tierra, en el Ejército del Aire, en la Armada y en la Unidad Militar de Emergencias.

El dato más destacado se refiere a cómo perciben los médicos y enfermeros militares su preparación en este ámbito. Y la conclusión es rotunda: el 83,3% de los sanitarios de las Fuerzas Armadas españolas no se consideran preparados para intervenir con eficacia en un incidente nuclear, radiológico, biológico o químico.

La llamativo es que esta abrumadora mayoría de sanitarios de las Fuerzas Armadas reconoce que no sabría actuar de forma eficaz ante un ataque NBQ pese a tener formación frente a estas armas no convencionales. El 68,4% de los encuestados habían recibido formación en Defensa NBQ durante su período de formación militar técnica, y otro 23% fuera del ámbito de las Fuerzas Armadas.

Ese 83% de sanitarios militares que se consideran incapaces de actuar eficazmente en un ataque de este tipo incluye a todos los encuestados, que habrían recibido instrucción genérica sobre este asunto. Pero si se pone el foco sobre los médicos y enfermeros que han acudido a cursos específicos puede sorprender comprobar que la confianza en sus conocimientos y capacidades tampoco son mucho mayores.

Entre quienes habían realizado el curso de Protección Sanitaria NBQ en la Escuela Militar de Sanidad (un 27% del total), sólo 12,8% contestaron que se consideran preparados para intervenir en un incidente así. Y el Curso de Riesgos NBQ de la Escuela Militar de Defensa tampoco garantiza la preparación necesaria (a juicio de los propios interesados) para hacer frente a ataques nucleares, biológicos o químicos, ya que ni la mitad (el 40%) se ven capaces de ello.

El 40% no sabría ni aplicar los primeros auxilios

La incapacidad o inseguridad de los médicos y enfermeros militares llega al punto de que sólo el 58,8% cree que sabría aplicar al menos los primeros auxilios en un incidente químico con neurotóxicos, por lo que el otro 40% no se consideran preparados.

El estudio elaborado por los cuatro militares, algunos de ellos pertenecientes precisamente a los órganos competentes, termina por tanto con unas conclusiones algo pesimistas: hay una “falta de preparación del personal sanitario para intervenir con eficacia frente a un incidente NBQ en general y químico en particular”; y aunque de cara al futuro esta capacitación es mayor entre los militares más jóvenes, menores de 40 años, eso no consigue evitar los malos datos.

En lo que hay unanimidad entre los encuestados (el 95,4%) es que consideran necesario recibir una mayor instrucción ante la amenaza nuclear, biológica y química. Y los autores de este estudio difundido entre el personal sanitario de las Fuerzas Armadas relacionan este interés en el tema tanto por el ya citado interés de los yihadistas por atacar con estos materiales tan peligrosos como por la tensión que provoca el armamento nuclear que atesora la dictadura de Corea de Norte, en plena tensión militar con Estados Unidos.

Article source: http://www.elconfidencialdigital.com/defensa/militares-aseguran-preparados-afrontar-nuclear_0_2988901093.html