Las “faltas graves” alegadas por Telemadrid para despedir a la periodista que cubría PP

Telemadrid decidió ayer el primer despido disciplinario de la cadena, el de Marisa de la Cruz, incluido en el convenio de la empresa, al atribuirle los hechos “más graves”, tal y como define dicha norma, sin haberle comunicado apercibimiento previo, uno de los argumentos que la periodista usa para criticar la medida.

De la Cruz asegura que su despido es un atentado a su honor. Según la veterana periodista, ella no ha proferido “jamás” insultos a nadie ni fuera ni dentro de la empresa ni ha participado en ninguno de los hechos a los que se refiere el convenio.

La afectada asegura a ECD que fue ella la “injuriada, acosada, amenaza y escrachada durante meses” durante el proceso del ERE por parte de sindicalista y ex trabajadores, muchos de los cuales están volviendo ahora a Telemadrid.

ECD ha tenido acceso también a la denuncia que interpuso De la Cruz en comisaría donde, entre otros hechos, narró cómo la insultaron los sindicatos de Telemadrid y trabajadores afines durante el expediente de regulación de empleo.

En la misma, De la Cruz asegura que a raíz del trabajo que desempeña, cubrir información de la Comunidad de Madrid bajo mandadto de Aguirre y González, empezó a recibir amenazas e insultos por parte de trabajadores y miembros de los sindicatos de Telemadrid, las mismas personas que luego se han quejado ante la Dirección del comportamiento de De la Cruz.

Además, relata que mientras cubría un evento periodístico, recibió en la vía pública y mediante megáfono insultos como “puta” y “fascista”.

La periodista argumenta también la purga y  la “eliminación de su derecho a la defensa y a su honor”  en que uno de los puntos para despedirla se basa en que comentó a uno de los sindicalistas, “en mal tono”, que ella no era ninguno de los insultos recibidos, como recoge su expediente de despido.

Además, el expediente alega otro episodio: en una ocasion, el editor de informativos le encargó a De la Cruz realizar un VTR de apoyo a una pieza, del que más tarde prescindió. La periodista le dijo: “Como editor tienes derecho a tirar informaciones”, y seguidamente continuó: “Ya desde que me habías encomendado este trabajo sabía que estaba trabajando para nada”.

La periodista asegura que el “mal tono” al que se refiere ese argumento de la empresa es que “no se dice riendo a alguien que no eres una puta”, pero que en ningún momento faltó al respeto. Las desafortunadas palabras, según De la Cruz, son las de quienes la injuriaron a ella con megáfonos en la calle y dentro de la empresa.

De la Cruz insiste en que la persecución ideológica continúa en las redes sociales.

De la Cruz  ha precisado que acudirá a todas las instituciones necesarias por vulneración de sus derechos fundamentales tras su despido. La periodista insiste en que si no hubiera cubierto la información de Esperanza Aguirre, ahora mismo estaría trabajando en “la nueva Telemadrid”.

La periodista accedió por oposición a Onda Madrid antes de su traslado a Telemadrid, que tuvo lugar en 1997.

Article source: http://www.elconfidencialdigital.com/medios/Telemadrid-despedir-periodista-informacion-PP_0_2973302646.html