La picaresca española llega al AVE: viajes en la cafetería para ahorrar 30 euros

Uno de los trayectos de Alta Velocidad Española con mayor demanda es el que cubre la ruta Madrid Atocha – Barcelona Sants. Según los datos oficiales de Renfe, la línea batió sus récords en 2016 con 3.817.298 pasajeros.

Sin embargo, tal y como ha podido saber El Confidencial Digital –y confirman fuentes no oficiales de la compañía-, la alta ocupación ha dado pie a la aparición de la picaresca para ahorrarse parte del coste del billete.

El billete para el trayecto completo Madrid-Barcelona –y viceversa- cuesta unos 75,4 euros en su tarifa básica. El trayecto sólo hasta Zaragoza cuesta 30 euros menos, unos 46. El escaso tiempo de viaje que une la capital aragonesa con la catalana ha provocado que algunos decidan sacar su viaje hasta mitad de camino y continuar el resto como ‘polizones’, camuflados en los espacios entre vagones o en el vagón-restaurante.

Los trabajadores lo saben

ECD ha podido saber, gracias a fuentes internas de ADIF que este tipo de maniobra es conocida por la corporación. Sin embargo Renfe niega oficialmente que esta circunstancia se esté dando en sus trayectos.

De hecho, según confirma la compañía, los supervisores que se ocupan de este tramo no han recibido orden alguna para que se aumenten los controles sobre pasajeros en las zonas del tren utilizadas por dichos ‘polizones’.

Testimonios de viajeros

Según ha podido comprobar ECD, en varios foros en internet y blogs especializados en viajes existen testimonios de personas que han realizado este tipo de prácticas. Uno de estos usuarios asegura que es posible comprar un billete con destino a Zaragoza y llegar sin ser visto hasta Barcelona: “Doy fe que es posible, un colega mío lo ha hecho varias veces en el que va a Barcelona. Se pilla un billete a Zaragoza y cuando llega a esa parada se va a la cafetería a tomar un poleo hasta llegar a su destino”.

La práctica no sólo se circunscribe al trayecto Madrid-Barcelona. Hay usuarios que aseguran haber realizado el ‘truco’ en otras líneas, como Madrid-Sevilla: “Tú vas a Sevilla y al llegar a la parda de Puerto Llano te vas al bar hasta que llegues a Sevilla, es muy difícil que el revisor se dé cuenta de que hay una persona más en el bar, conozco gente que lo hace esto cada dos por tres y se van a Sevilla por mucho menos dinero”.

Otros viajeros advierten de las consecuencias que tendrían estas prácticas en caso de accidente del convoy: si “no llevas billete pierdes el derecho a indemnizaciones”.

Article source: http://www.elconfidencialdigital.com/dinero/picaresca-espanola-AVE-Viajes-cafeteria_0_2976302351.html