La Armada ofreció al Gobierno sus buques para alojar a policías en Barcelona

Antes del inicio de la crisis catalana y el despliegue de miles de agentes en Barcelona y otros puntos de la región, el Gobierno barajó la opción de utilizar buques de la Armada española para alojar a los efectivos policiales enviados.

Así lo aseguran fuentes militares, y confirman voces políticas, a El Confidencial Digital. El ofrecimiento parte del Cuartel General de la Armada hacia Defensa, quien lo trasmite directamente a Moncloa y a la célula de crisis creada por el Gobierno para gestionar la respuesta de cara al desafío independentista del 1-O.

Según estas voces, la Armada puso a disposición del Gobierno parte de las unidades que tenía disponibles y que no estaban comisionadas en misión alguna o no tenían previsto ningún compromiso con la OTAN.

En este último caso se encuentra, por ejemplo, el ‘Juan Carlos I’, con capacidad para albergar a 2.400 personas en sus camarotes. El buque de proyección estratégica tenía previsto participar en unas maniobras junto a la marina francesa y otros aliados en el Mediterráneo.

El ofrecimiento llegó al Gobierno en un momento complejo del diseño de la operación 1-O, ya que Interior se estaba encontrando problemas para alojar a todos los efectivos enviados a Cataluña: muchos hoteles se estaban negando a acogerles por temor a represalias o acusaciones de significarse políticamente. Una situación que se repitió después del 1-O y que también afectó a la Guardia Civil.

Sin embargo, explican las fuentes consultadas, el Ejecutivo de Rajoy tomó la decisión de no recurrir a la Marina española. Se quería evitar involucrar a la Armada en esta operación de una manera tan vistosa, pese a que se tratase de una misión puramente logística.

Además, explican, Interior ya estaba preparando una solución improvisada, que fue la que finalmente se puso en marcha: se contrató a la naviera italiana Grandi Navi Veloci (GNV) tres cruceros para alojar a los agentes enviados a Cataluña. Uno de ellos a Girona y otros dos al puerto de Barcelona, entre ellos el que ya se ha ganado el sobrenombre –gracias a las redes sociales- del “buque Piolín”.

Esta semana, sin embargo, llegó a Barcelona la fragata ‘Navarra’ (F-85) para participar en el Salón Náutico, junto con cazaminas ‘Segura’ y ‘Sella’. Una presencia que ya estaba prevista desde hace meses.

Article source: http://www.elconfidencialdigital.com/defensa/Armada-Gobierno-policias-guardias-Barcelona_0_3018898090.html