De los pies a la cabeza se vive mejor

Javier Hernández Aguirán (@SepiaHdez), nacido sin brazos en Zaragoza en 1979, es su creador original y quien la hace latir en todo tipo de escenario, con una naturalidad tranquila… y descarnada. Diploma paralímpico sin precedentes en Londres 2012, tercer europeo en obtener el permiso oficial de conducir con los pies vehículos a motor (coches), titulado como entrenador de fútbol profesional por la Federación Argentina y como director deportivo por la Española, periodista deportivo desde 2001, Doctor Honoris Causa por el Claustro Doctoral Iberoamericano hace apenas unos meses…

Sin embargo, el objetivo no es dar un paseo por el museo personal de Javier. Ahí residiría la falsa motivación. Hablamos de un viaje íntimo, que va de la habilidad que una persona sin brazos ha sido capaz de desarrollar para manejarse en un mundo que está diseñado para tenerlos… a la cabeza de cada asistente, a su mundo interior y a su propia e intransferible realidad. Disfruta el vídeo que enmarca esta primera pintura: https://vimeo.com/170389856

Javier motiva y sensibiliza desde la identificación con lo que dice, sin recursos dramáticos ni cargas sentimentales, desde la convivencia natural que siempre ha querido izar como bandera vital y desde la arraigada certeza de no tener más mérito que nadie sólo por no tener brazos. Motivar nunca fue decirnos lo que queremos escuchar, ni enseñar lo que esperamos ver. Motivar es identificarse con el mensaje y no admirar al mensajero. No se trata de lo que un chico sin brazos dice que hace y yo nunca podré hacer; al contrario, es lo que yo, con o sin discapacidad, con mis circunstancias, sean las que sean, no hago, no pienso y no creo, pudiendo hacerlo, pensarlo y creerlo.

Quedarnos en lo que se ve es quedarnos en la superficie. Quien lo haga, individuo, empresa o sociedad, será superficial y tendrá muy difícil evolucionar. Claro que es un inconveniente carecer de brazos, pero el valor siempre reside en lo que logras con aquello de lo que dispones. Poner el foco en tus recursos, pocos o muchos, y optimizarlos. Desde niño, a Javier le enseñaron a emprender, esto es, a liderar la empresa de su propia vida. A alcanzar su mejor versión, atendiendo a su realidad y viviendo con ella. No contra ella, ni de ella. Ser consciente no implica estar envuelto, y hasta secuestrado, sino saber de lo que no eres capaz… porque lo has intentado, y no porque te lo han dicho o lo has supuesto. Se diría que de eso se trata emprender: de atreverse y levantarse, de levantarse y atreverse. En esa empresa trabajamos todos y ahí él es un referente.

Ensayo de valentía vital, propone reflexiones universales que conmueven, remueven y promueven. Dinamita para las etiquetas que nos envuelven y anclan. Pretende recuperar a cada persona en la causa general de vivir en un mundo mejor. Porque el futuro de todos depende de cada uno y cada uno debemos saberlo. De los pies a la cabeza.

Article source: http://www.elconfidencialdigital.com/la_buena_vida/tendencias/PIES-CABEZA-vive-mejor_0_2996700305.html