Accidente del Eurofighter: la principal hipótesis apunta a una turbulencia causada por otro caza

Pasaban unos minutos de las doce de la mañana cuando los cuatro Eurofighters del Ala 14 sobrevolaron en formación la pista de la base de Los Llanos, a la que se dirigían después de haber participado en el desfile de la fiesta nacional. Abajo, presenciado su paso, se encontraban sus compañeros y las familias de los pilotos esperando para reunirse con ellos.

Una ruptura en abanico

Al aproximarse al final de la pista, los cuatro cazas realizan lo que se denomina una maniobra de ruptura en abanico: dos cazas ascienden y los otros dos cazas se abren hacia los lados.

Esta maniobra, señalan fuentes del Ejército del Aire, no tiene nada de “pirueta”. Se trata de un ejercicio normal y previsto en este tipo de formaciones, que tienen la orden de llegar hasta el mismo punto de aterrizaje de forma conjunta.

La ruptura de formación, pese a ser vistosa, es un ejercicio “absolutamente habitual y ensayado mil veces” explican fuentes expertas en aviación militar a El Confidencial Digital.

Sin embargo, en esta ocasión algo falló. El caza del capitán Aybar entró en pérdida y acabó estrellándose contra el suelo, en una finca rural anexa a las pistas de Los Llanos, cerca de un parque en el que había familias aprovechando el día festivo.

Una maniobra “muy extraña”

La maniobra de ruptura fue captada fotográficamente por personal interno de la base. En la secuencia de imágenes se ve a los cuatro cazas en formación realizando la ruptura en abanico.

Sin embargo, la posición que toma en vuelo el caza del capitán Aybar es calificada de “muy extraña” por las fuentes consultadas. Está boca abajo. Lo que se denomina un medio tonel.  En ese momento se produce la entrada en pérdida, es decir, el avión deja de ser aerodinámicamente estable y el piloto pierde su control.

¿Qué pudo haber pasado para esta entrada en pérdida? Las fuentes consultadas se muestran cautelosas a la hora de ofrecer posibles hipótesis a lo ocurrido. Se remiten a la investigación y al análisis de la caja negra del aparato, que aportará datos precisos para determinar qué pasó.

Una turbulencia provocada por otro caza

Sin embargo, algunas fuentes sí coinciden en señalar que la pérdida de control puede llegar de una turbulencia en el aire que rodea al Eurofighter, provocada por el chorro que emite otro aparato que se encuentra por delante o por encima del accidentado.

En la secuencia de imágenes se puede ver como dos de los cazas ascienden hacia arriba. Una maniobra para la que “es necesario pisar el ‘acelerador’ a tope”, explican en términos simplificados. La tobera del Eurofighter expulsa aire a gran potencia, creando lo que se denomina un “vórtice”: una especie de torbellino de aire que gira en círculos a altísimas velocidades.

Este tipo de ejercicios de ruptura se realiza de forma muy calculada para evitar que ninguno de estos vórtices obstaculice a otras unidades de la formación. Sin embargo, explican las voces consultadas, “podría ocurrir, de hecho ocurre, pero a más altitud”.

Lo de los Eurofighter “empieza a ser preocupante”

Por otra parte, otras voces coinciden en señalar que tras el accidente puede haber algo más, de carácter técnico: “La tasa de accidentes de los Eurofighter empieza a ser preocupante”.

Para conocer las respuestas concretas sobre qué fue lo que provocó el accidente habrá que esperar a las conclusiones finales de la Comisión de Investigación Técnica de Accidentes de Aeronaves Militares. Se espera en meses, o incluso “más de un año”, como auguran las fuentes a las que ha tenido acceso ECD.

Article source: http://www.elconfidencialdigital.com/defensa/Accidente-Eurofighter-principal-hipotesis-turbulencia_0_3020097968.html